CONCEPTO BÁSICO ANESTESIA INHALATORIA             

 

La anestesia inhalatoria es la técnica que utiliza como agente principal para el mantenimiento de la anestesia un gas anestésico, que puede incluso ser utilizado como agente inductor. Las propiedades farmacocinéticas de los anestésicos inhalatorios, caracterizadas por una captación y eliminación rápidas, permiten un control fácil del plano anestésico. La introducción de nuevos anestésicos halogenados con propiedades físicas de baja solubilidad han impulsado su utilización y el desarrollo de las técnicas de bajo flujo.

 

La evolución de la anestesia inhalatoria ha estado marcada por la búsqueda de fármacos de acción rápida, corta duración y ausencia de toxicidad, en particular el Sevoflurano, el Desflurano y mas recientemente el Xenón, lo que ha permitido un mejor control del estado hipnótico, y rápido despertar durante y después de un procedimiento quirúrgico

 

Ventajas

Su administración y excreción se realiza a travÈs de los pulmones, lo que permite regular la concentración del agente en el gas inspirado y por lo tanto su acción de forma continua.

Son los únicos agentes de los que podemos monitorizar de forma continua su concentración en el gas inspirado/espirado, lo que equivale a la cantidad de fármaco que el paciente recibe en todo momento.

Se precisan menores dosis de otros fármacos, relajantes musculares y/o opiáceos para conseguir el mismo efecto.

Desventajas

Algunos de ellos tienen efectos deletÈreos graves sobre distintos órganos debido a su biodegradación por nuestro organismo, ej. Hepatoto-nefrotoxicidad. 

Pueden desencadenar la hipertÈrmia maligna

Mayor incidencia de nauseas y vómitos postoperatorio